Calentadores solares caros afectarán a 1.5 millones

Negocios
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

La entrada en vigor de la Norma Oficial Mexicana 027-ENER/SCFI-2018, que limita la distribución de calentadores solares de agua de baja presión, encarecería al doble el costo de instalar un sistema de energía solar en las casas de las familias mexicanas, y afectaría a un potencial mercado de 1.5 millones de viviendas que cuentan con un tinaco en Jalisco, señaló la Sociedad de Tecnología Solar Avanzada de Tubos Evacuados (Sotecsol).

Gabriel Ruiz Fuentes, vocero de Sotecsol, señaló que restringir a los consumidores a comprar únicamente calentadores de alta presión, conlleva una reducción en la adopción de energías limpias en México y Jalisco.

 

Actualmente, un calentador de baja presión de 150 litros cuesta entre cuatro mil 900 pesos y seis mil pesos, casi 50% menos que uno de alta presión de 150 litros, con precios entre nueve mil 400 y los 11 mil pesos.

Según Gabriel Ruiz, la norma publicada por el Diario Oficial de la Federación el pasado 28 de agosto de 2018 “saca del mercado a todos los calentadores de baja presión, y deja como legales a los calentadores de alta presión solamente”.

Los calentadores de agua de baja presión son utilizadas principalmente en casas que poseen tinacos. Siete de cada 10 viviendas en México usan estos sistemas para proveer de agua a sus instalaciones internas, lo que la medida afectaría a un mercado potencial de 16.6 millones de hogares.

“En el caso de Jalisco, es uno de los mercados más importantes del país. De acuerdo a una encuesta del Inegi, 76.11% de las viviendas cuentan con un tinaco. Estamos hablando de dos millones 058 mil viviendas, es decir, un millón 570 mil viviendas podrían tener un calentador de baja presión, que es más competitivo, eficiente y diseñado para sus necesidades”, afirmó Gabriel Ruiz Fuentes.

Obsoleta y más cara

La implementación de la norma, de acuerdo con Sotecsol, obligaría a productores y distribuidores a usar tecnología obsoleta y más cara. Las nuevas reglas entrarían en vigor el 25 de diciembre y limitaría la producción de calentadores solares a los de alta presión, que son más avanzados, pero suelen ser entre 20% o 30% menos eficientes que los calentadores de baja presión, según Sotecsol.

Esta norma ha sido cuestionada, entre otros organismos, por la Asociación Nacional de Energía Solar, y afectaría a aproximadamente 400 empresas que actualmente comercializan calentadores solares de baja presión en México.