Banxico eleva la tasa de interés a 8.0% por presiones en el tipo de cambio; nivel máximo en casi 10 años

Negocios
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Por tercera vez en el 2018 la decisión de política monetaria del Banco de México (Banxico) fue elevar la Tasa de Interés Interbancaria a un día. La tasa objetivo incrementó este jueves 15 de noviembre a un nivel de 8.0%, el máximo alcanzado en casi un decenio (enero del 2009), un aumento de 25 puntos base en relación con la tasa de referencia del mes previo.

En su pasada Junta de Gobierno para octubre de este año, el Banxico mantuvo sin cambio el objetivo de la tasa de fondeo en un rango de 7.75% desalineándose de los movimientos en la tasa de interés de la Fed (Reserva Federal de Estados Unidos). En su comunicado anterior afirmó que ajustaría su política monetaria de forma oportuna y firme al confirmarse riesgos al alza en la inflación. Con el actual anuncio, México se alinea nuevamente con las decisiones de la Fed, que han incrementado la tasa de interés tres veces durante el año en curso.

Turbulencia presiona la Tasa objetivo 

El incremento en la tasa de referencia tiene argumento en la inestabilidad en mercados y variables macroeconómicas del país y especialmente la depreciación de la moneda mexicana persistente desde el previo anuncio de política monetaria del banco central mexicano. 

Factores como la cancelación del proyecto aeroportuario en Texcoco, la incertidumbre ante las políticas públicas del nuevo gobierno, encabezado por Andrés Manuel López Obrador, y las iniciativas presentadas por Morena han generado turbulencia en los mercados, provocando que las perspectivas de crecimiento económico cambien a la baja, que se modifique el análisis de capacidad de pago del país y que aumenten las demandas de los inversionistas para mantener sus activos en el mercado nacional.

El deterioro de la economía, de los mercados, de las finanzas públicas y otros factores externos incrementan la posibilidad de que acelere la inflación, cuya estabilidad es la prioridad de la política monetaria del Banxico (3% +/- un punto porcentual). Siguiendo la prioridad, se informa en la minuta de la autoridad mexicana que actuará  de manera pertinente de ser necesario efectuar modificaciones en el tipo de cambio y las tasas de interés de mediano y largo plazo para controlar los precios. 

La mayoría de los integrantes de la Junta de Gobierno del Banxico coinciden en que el alza  de 25 puntos en la tasa objetivo participará positivamente en la estabilidad de mercados y de variables macroeconómicas. Especialmente en la recuperación del valor de la moneda mexicana en relación con el dólar. Sin embargo, se comunicó queuno de los miembros votó por que el alza fuera de 50 puntos base.

Aunado a la decisión de política monetaria, el Banxico invitó a reforzar los esfuerzos en medidas que propicien una mayor productividad, un ambiente de confianza y certidumbre para la inversión y que se consoliden de manera sostenible las finanzas públicas.

Tendencia al alza

Desde que el Banxico inició su periodo alcista en la tasa de fondeo interbancaria en diciembre del 2015, el rédito se ha incrementado en 525 puntos base, con lo que pasó del 3%, donde se encontraba hace tres años, al 8.0% donde se ubica actualmente.

Resta aún un anuncio monetario programado por la Junta de Gobierno para este año, agendado para el día 20 de diciembre. Esta es la última decisión de política monetaria en la que participa Roberto del Cueto, decano de Junta de Gobierno, y la penúltima para Manuel Ramos Francia.