Devaluación del peso en Argentina desata medidas especiales

México
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Devaluación del peso en Argentina desata medidas especiales. El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, viajará el próximo lunes a Washington, D.C. para negociar con el Fondo Monetario Internacional (FMI) el adelanto de una parte del préstamo de 50 mil millones de dólares que el organismo le otorgó este año a Argentina.

El acuerdo inicial establecía que el Fondo Monetario Internacional (FMI) le enviaría al país sudamericano desembolsos en 2020 y 2021 por un total de 29 mil millones de dólares, pero ahora la intención es que los cubra en 2019.

Con esos recursos, el Gobierno de Argentina pretende garantizar su capacidad de pago de la deuda, ya que parte de la crisis se desató ante las dudas de bonistas sobre la posibilidad de que el próximo año el país no pueda cumplir con sus compromisos internacionales.

Dujovne viajará a Washington, D.C. con la misión de lograr que el Fondo Monetario Internacional (FMI) garantice el adelantamiento de los fondos, con lo que esperan atemperar la sicosis provocada por la fuerte devaluación registrada esta semana.

En los últimos dos días el dólar aumentó 20 por ciento, lo que aceleró el proceso devaluatorio que comenzó en abril pasado y que impactó de lleno en las previsiones económicas y sociales, y en el escenario político.

Apenas ayer, el peso argentino sufrió una depreciación del 18.8 por ciento, su mayor derrumbe diario desde diciembre de 2015. Desde que el dólar aceleró su escalada el pasado miércoles aumentaron los rumores de cambios de funcionarios que, a pesar de que fueron desmentidos por el jefe de Gabinete, Marcos Peña, siguen colmando las columnas políticas de los medios nacionales.

En medio de la incertidumbre, Nicolás Dujovne confirmó que el lunes habrá anuncios para atemperar la crisis, y aunque no dio mayores detalles, se esperan cambios en materia fiscal para reducir el déficit, que es una de las principales exigencias del FMI.

Por otra parte, el Gobierno de Argentina es objeto de críticas por su manejo de la crisis, ya que en los últimos días el presidente Mauricio Macri y los ministros ofrecieron mensajes y conferencias de prensa de urgencia que, en lugar de tranquilizar, elevó el clima de desconfianza en esa economía.

Desde que comenzó la crisis cambiaria, que se transformó en económica, la popularidad del presidente argentino Mauricio Macri se desplomó a 30 por ciento, que es el nivel más bajo desde que comenzó a gobernar en diciembre de 2015.

Con información de Notimex