JALISCO.-Esta mañana un operativo de la Secretaría de Marina en el municipio costero de Tomatlán desencadenó un enfrentamiento a balazos con un grupo armado. Extraoficialmente la agresión habría dejado una persona muerta. También se registran narcobloqueos en distintos puntos de la carretera Tomatlán, son unidades de transporte y camiones de carga incendiados.

La Policía Federal y la Secretaría de Comunicaciones y Transportes han implementado un operativo emergente para el sofocamiento de las llamas y retiro se las unidades. Por lo pronto se trabaja en la desviación de vehículos que transitan por la carretera hacia la costa.

Los restos del narcotraficante mexicano Héctor Beltrán Leyva, "El H" o "El Ingeniero", fueron velados la noche de este martes en una funeraria de Hermosillo, Sonora, ubicada en Luis Encinas y Juárez.

A pesar de que forma parte de las leyendas que se tejen en torno al cártel de Sinaloa, de Joaquín "El Chapo" Guzmán, por fuera del establecimiento todo luce normal, sólo se pueden observar pequeños grupos de personas que en total suman alrededor de quince.

No se ven elementos del Ejército Mexicano, Policía Federal, Procuraduría General de la República (PGR), policía estatal o municipal, hasta las 22.00 horas del Pacífico, de este martes 20 de noviembre.

Beltrán Leyva murió de un infarto el pasado domingo en un penal de máxima seguridad, donde estaba preso desde el año 2014. El hombre de 56 años de edad murió en un hospital de Toluca, Estado de México, cuando recibía atención médica, luego de ser transferido del Penal Federal Número 1, Altiplano.

"El H" o "El Ingeniero", junto a sus hermanos Alfredo, Arturo y Carlos, formaron parte del Cártel de Sinaloa, del cual se separaron en 2008 para conformar el cártel de "Los Beltrán Leyva".

GC

Jesús “El Rey” Zambada García, testigo en el juicio por narcotráfico contra Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, aseguró este martes que el exsecretario de Seguridad Pública de México Genaro García Luna, aceptó sobornos del cártel de Sinaloa, en el segundo día de interrogatorio de la defensa a este testigo.

De acuerdo con Zambada García, el dinero provino de su hermano Jesús “Mayo” Zambada, a quien la defensa de “El Chapo” señala como el auténtico líder del cártel y no su cliente.

El testigo afirmó que él y el abogado de su hermano, Óscar Paredes, le entregaron entre 2001 y 2006, cuando dirigía la oficina federal de investigaciones, 3 millones de dólares y en una segunda vez, cuando ya era secretario de Seguridad, entre 3 y 5 millones de dólares, bajo mandato del entonces presidente Felipe Calderón.

 

Posteriormente, Genaro García Luna habría recibido 50 millones de dólares de parte de la organización de los Beltrán Leyva para su protección, según “El Rey”.

Genaro García Luna, exsecretario de Seguridad Pública. (AP, archivo)
Genaro García Luna, exsecretario de Seguridad Pública. (AP, archivo)

Ayer lunes, Jesús “El Rey” Zambada García, que estuvo a cargo de operaciones del cártel de Sinaloa en Ciudad México y es testigo de la Fiscalía de Nueva York contra Joaquín “El Chapo” Guzmán, dio detalles de cómo evolucionó la relación de ese grupo con el cártel de “Los Zetas” y cómo estalló la guerra entre ellos en 2008.

En su sesión declarando ante el tribunal de la corte federal en Brooklyn, en Nueva York, Zambada siguió dando detalles sobre cómo el acusado de narcotráfico habría ordenado varios asesinatos de sus rivales, así como sobornos a policías para poder actuar con impunidad.

Zambada recordó que participó en varias reuniones con su hermano Ismael “Mayo” Zambada, también líder del cártel de Sinaloa, en que se discutieron los asesinatos.

El testigo afirmó que en 2002 cambió la estructura del cartel de Sinaloa después de que Edgar Valdez “La Barbie”, miembro de esta organización, asesinara al hermano de uno de los líderes de “Los Zetas”.

La Barbie se refugió con Arturo Beltrán Leyva, de Sinaloa y hermano de “El Chapo”, quien le brindó protección, iniciándose los problemas entre ambos carteles, hasta desembocar en la guerra en 2008.

Con información de EFE 

Escuinapa, Sinaloa.- En medio de un profundo dolor e indignación, madres de familia y niños se hacen presentes en la Dirección de Seguridad Pública deEscuinapa para exigir justicia para el pequeño Josué Alejandro, quien presuntamente fue abusado sexualmente antes de que le fuera arrebatada la vida el día de ayer en un lugar donde había maquinitas. 

El domicilio donde fue encontrado el cuerpo del niño Josué Alejandrocomúnmente se encontraba concurrido de menores que acudían a las maquinitas, sin imaginar que sería el sitio en el que se cometiera un atroz crimen. 

Esta mañana, vecinos, amigos y familiares de Josué Alejandro se hacen presentes frente a las autoridades para pedir se haga justicia para el pequeño presuntamente abusado y al que le fuera arrebatada la vida con tan solo 8 años de edad. 

Según familiares y vecinos, el responsable es un hombre de 25 años de edad y el cuerpo del menor fue encontrado en uno de los cuartos del domicilio al que acudía frecuentemente con signos de estrangulamiento y tapado con una cobija blanca, esto al rededor de las 23:30 horas. 

Un par de horas antes se había comenzado la intensa búsqueda del menor y se acudió en varias ocasiones al domicilio, donde negaban conocer su paradero. 

Más artículos...