Diego Sinhué Rodríguezgobernador de Guanajuato, dijo en ‘Estrictamente Personal’ que la inseguridad en el Estado se ha incrementado por el robo de combustible. Entrevistado por Raymundo Riva Palacio, el gobernador destacó que el robo de combustible se “logra por la complicidad de personal de Petróleos Mexicanos (Pemex)”.

Diego Sinhué Rodríguez agregó que el robo de combustible es una lucha entre grupos criminales por el control de la distribución. Destacó que Guanajuato debe tomar medidas extraordinarias ante el robo de combustible en la entidad. “Por ello celebramos lo que el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, estableció sobre el robo de combustible para que sea considerado un delito grave”.

Sinhué Rodríguez señaló que se necesitan herramientas nuevas en materia de seguridad, así como el aumento en la cifra de elementos en la Policía Municipal.

 

Tenemos apoyo de las fuerzas federales, pero el Estado requiere de más apoyo para cuidar las carreteras federales”.

El gobernador señaló que el 80 por ciento de los homicidios en Guanajuato están relacionados con el robo de combustible.

Se están haciendo cosas contra la lucha del crimen organizado, pero el gran problema que tenemos es el homicidio doloso, por ello se presentará una reforma para desarticular (a) las bandas del crimen organizado”.

 

El gobernador de Guanajuato argumentó que seguirá trabajando para regresar la tranquilidad al Estado. “Vamos a regresar la paz y para eso vamos a tener nuevas herramientas en materia de seguridad”, puntualizó.

Con información de Estrictamente Personal

LSH

 

 

 

CIUDAD DE MÉXICO, (proceso.com.mx).- La Procuraduría General de la República (PGR) informó que a través de un juez federal del sistema penal acusatorio se inició el proceso de extradición del guerrillero chileno Raúl Julio Escobar Poblete, “Comandante Emilio”, quien está en el Cereso de Ocampo, en Guanajuato, acusado del secuestro de una extranjera.

El “Comandante Emilio”, guerrillero exintegrante del Frente Patriótico Manuel Rodríguez, es acusado en su país de cometer un atentado terrorista tras participar en el homicidio del senador Jaime Guzmán, encargado de asuntos jurídicos y políticos durante el régimen del general Augusto Pinochet, en abril de 1991.

Por este delito era buscado en más de 190 países.

Hoy, la PGR dio a conocer que derivado de un requerimiento de extradición formulado por el gobierno de Chile se obtuvo la orden de detención liberada por un juez, por lo que personal de la Agencia de Investigación Criminal acudió al Centro Federal de Readaptación Social de Ocampo para dar cumplimiento a la misma.

“De conformidad al Tratado de Extradición suscrito entre ambos países, la Subprocuraduría Jurídica y de Asuntos Internacionales (SJAI), por conducto de la Dirección General de Procedimientos Internacionales tramitó y obtuvo la orden girada por un juez de Distrito Especializado en el Sistema Penal Acusatorio del Centro de Justicia Penal Federal en el Estado de Guanajuato”, indicó la PGR.

Escobar Poblete llegó a San Miguel hace más de una década, casado con la chilena Marcela Eugenia Mardones Rojas. Ambos se reunieron ahí con otra pareja integrante del Frente Patriótico Manuel Rodríguez: Ricardo “El Negro” Palma Salamanca –otro participante en el atentado que cobró la vida de Jaime Guzmán- y Silvia Paulina Brzovic Pérez.

En San Miguel, Raúl Julio se hizo llamar Ramón Alberto Guerra Valencia; Marcela Eugenia se convirtió en Marcela Fernández, en tanto que Ricardo Palma asumió el nombre de Esteban Manuel Solís Tamayo y Paulina el de Pilar Alejandra Quezada Moreno.

Todos se integraron a la cosmopolita sociedad sanmiguelense; Ramón y Esteban como periodista y fotógrafo y después como empresarios inmobiliarios; Marcela como instructora de yoga y Pilar como promotora de artistas plásticos.

Después, Ramón Alberto Guerra se separó de Marcela y se casó con la española Isabel Mazzarro.

El 30 de mayo, la Procuraduría General de Justicia de Guanajuato lo detuvo en una vialidad de San Miguel de Allende, presuntamente señalado por un taxista de haberle entregado un paquete que debía de llevar a un hotel, propiedad de una mujer franco-estadunidense que había sido secuestrada semanas atrás.

De acuerdo con lo referido en la investigación de la PGJE, el paquete contenía varias cartas y un dedo de la víctima del secuestro, quien ese mismo día fue liberada.

La PGJE vinculó a proceso a Escobar Poblete y éste fue recluido inicialmente en el penal estatal de Valle de Santiago, pero aduciendo su peligrosidad una vez que fue conocida su verdadera identidad, se le trasladó al Cefereso de Ocampo, donde permanece a la fecha.

Raúl Julio Escobar es procesado únicamente como presunto secuestrador de Nancy Kenall. A pesar de los señalamientos de la PGR de que sería el líder de la banda responsable de secuestrar a personajes del sector empresarial y del político como el excandidato presidencial Diego Fernández de Cevallos, no hay otro proceso formal en su contra.

El “Comandante Emilio” ha asegurado que la PGJE lo capturó como “chivo expiatorio” de los secuestros de alto impacto cometidos en San Miguel de Allende en los últimos años –incluyendo el de Eduardo García Valseca- mismos que él atribuye a policías y ministeriales.

También ha acusado a las autoridades de la PGJE y del Cefereso de torturarlo y mantenerlo incomunicado.