Unos 122 elementos de áreas ministeriales, policías estatales y agentes viales fueron reasignados a labores operativas luego de que se identificara que fungían como escoltas de exfuncionarios, burócratas de áreas de Gobierno externas a la seguridad y empresarios, según informó el secretario de Seguridad del Estado, Daniel Velasco.

“Había funcionarios, exfuncionarios, empresarios, amigos, compadres, de todo lo que se imaginen y algunos están llegando, buscándome para que los ayude. Esto se acabó, el Estado no puede ser omiso en una tarea que requiere de seriedad”, expresó el gobernador Enrique Alfaro Ramírez.

El fiscal estatal, Gerardo Octavio Solís, indicó que aún hay posibilidades de que exista personal no detectado en la misma situación, sin embargo, continúa la revisión a las nóminas dentro de las auditorías realizadas al sistema de seguridad. La intención es identificar a todos los elementos y concretar el registro de escoltas como parte de la entrada en vigor de la Ley Estatal del Servicio de Protección, que regula la asignación de escoltas oficiales a funcionarios y particulares.

“Se están recuperando plazas, tanto de gente que no trabajaba como de gente que trabajaba indebidamente como escolta con contratos de diversa índole, contrataciones verbales, sin un contrato de por medio. Es muy difícil precisar el número; sin embargo, cuando acabe el proceso de entrega-recepción en estas dependencias, estaremos en capacidad de dar números precisos, pero para mí esta es una forma de peculado, de usar el beneficio público para el beneficio propio; ya veremos si en su momento hay alguna consecuencia jurídica”, dijo el titular de la Coordinación de Seguridad, Macedonio Tamez Guajardo.

El funcionario agregó que hay poco más de 80 elementos que no se han presentado a laborar, entre los cuales no todos servían como escoltas, algunos eran aviadores y otros ni siquiera vivían en Jalisco. Unos 40 son sometidos a procedimientos administrativos.

De acuerdo con la nueva Ley, los exgobernadores y los exfiscales podrán contar con un máximo de 18 escoltas divididos por turnos, además de dos vehículos blindados.

De acuerdo con el gobernador Enrique Alfaro, el Escudo Urbano C5 podría operar al 100% a mediados del año, por lo menos en una primera etapa.

“Lo vamos a tener que ampliar, reajustar. A lo mejor podemos tenerlo antes, pero es una ruta muy compleja, no es poco. La auditoría apenas va a terminar en estos días. Va a seguir una ruta después de reajuste y recalibración”.

 

El titular de la Coordinación de Seguridad, Macedonio Tamez Guajardo, indicó que ya se encuentran en funcionamiento cuatro mil 500 cámaras de videovigilancia de las seis mil 700 que conformarán el programa.

Agregó que dentro de los análisis que se llevan a cabo dentro del sistema de seguridad estatal, se identificaron  deficiencias en el proyecto, tanto en el diseño de las instalaciones como en la operación del C5, mismo que aún no ha sido puesto en marcha en su totalidad por los retrasos por parte de la empresa operadora y de la administración pasada, además de que los procesos administrativos para convertirlo en un OPD lo dejaron con un “limbo jurídico administrativo”.

Entre las acciones a realizar, según indicó Tamez Guajardo, se encuentra una auditoría sobre la contratación del proyecto y su cumplimento para determinar responsabilidades, reuniones en coordinación para lograr la interconectividad entre el C5 estatal y los C4 y C2 municipales existentes, además de la contratación y capacitación de 75 personas destinadas a la vigilancia de las cámaras y la administración de la información que se reciba. 

El gobernador Enrique Alfaro afirmó que en el arranque de su Gobierno disminuyeron los delitos en comparación con los registros de los últimos tres años.

Durante un mensaje que emitió en Casa Jalisco, el mandatario estatal indicó que en 2018 el promedio mensual fue de 13 mil 677 ilícitos (de acuerdo con las nuevas cifras que su administración dio a conocer la semana pasada) en el Estado, pero en los primeros 31 días de su gestión se documentaron 12 mil 238.

 

“El paso número uno es contener (la escalada de violencia), que esa línea que iba hacia arriba pudiera frenarse y pudiéramos iniciar la ruta para que, poco a poco, Jalisco recupere la paz”, dijo.

 

Además, si bien en este periodo no bajaron los homicidios dolosos (se reportaron ocho al día, mismo indicador que en la administración de Aristóteles Sandoval), Alfaro acentuó que hubo una reducción en los delitos patrimoniales.

Alfaro explicó que, si se compara con el último mes de 2017, en diciembre de 2018 el robo a persona decreció 17.6%; a negocio, 19.7%, y a vehículos de carga pesada, 48.5 por ciento.

Sin embargo, reconoció que se observaron aumentos en robo a cuentahabientes y a bancos. Mientras en la recta final de 2017 se apuntaron 40 eventos correspondientes al primer ilícito mencionado, en el doceavo mes de 2018 hubo 72. Con respecto al segundo, pasó de dos a cuatro.

 

“A las cosas por su nombre. Hablar con la verdad es, lo dije la semana pasada, el principio básico de la nueva estrategia de seguridad. Yo sé que es una agenda que tenemos que cuidar y atender correctamente, pero tampoco vamos a decir las cosas que no son”, subrayó.

El jueves, el gobernador informó que las cifras de delitos presentadas por la Fiscalía estatal durante el Gobierno anterior fueron “maquilladas” en los últimos tres años.

Esto se dio a conocer luego de que se llevó a cabo un análisis de las carpetas de investigación abiertas por la dependencia de junio de 2016 a noviembre 2018, y tras cotejarlas con las reportadas al Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP).

En un documento, el Ejecutivo estatal destacó que en la Fiscalía se encontraron fallas como un manejo administrativo inadecuado, personal ministerial insuficiente, disminución del estado de fuerza de la Policía investigadora, se detectó la existencia de personas que recibían un sueldo sin ejercer una función en la institución y señalamientos de corrupción en sus diferentes áreas. 

 

  • El Gobernador Enrique Alfaro y su gabinete de seguridad presentaron un diagnóstico y presentaron cifras en donde registran baja en robos. Foto: Grupo REFORMA
     
Guadalajara, México (13 enero 2019).- El Gobernador Enrique Alfaro y su gabinete de seguridad presentaron un diagnóstico de las instituciones esa materia y presentaron cifras en donde registran una baja en robos.

En una de las tres comparativas que presentó el gabinete, en el que se compara noviembre pasado con los primeros 31 días del nuevo Gobierno del Estado.

En este lapso, el Gobierno registró una baja del 8.1 por ciento en los robos de vehículos; del 6.7 en el robo a personas; del 14.1 en hurtos a negocio; del 3.7 en atracos a casa habitación, del 20 por ciento a clientes bancarios y del 13.9 en vehículos de carga pesada.

En cuanto al número de delitos cometidos en promedio cada mes, el Gobernador dijo que durante sus primeros 31 días de Gobierno se denunciaron 12 mil 238 delitos, mientras que durante el año pasado fue de 13 mil 677 querellas presentadas.

"Bastante más abajo que el promedio mensual de los últimos 3 años, ¿y entonces por qué seguimos diciendo que diciembre fue como el mes más violento, el mes más terrible y seguimos construyendo una idea que no es?

"No estamos diciendo que 12 mil 200 sean poquitos, ni estamos minimizando, no, no es una cifra aceptable, eso no es estar en paz, nos falta muchísimo", aseguró el Gobernador Alfaro.

En homicidios dolosos presumió una contención, pues dijo que durante noviembre hubo 231 víctimas, mientras que en sus primeros 31 días, hubo 234.
 
POR MURAL

Más artículos...

Subcategorías