AMLO rompe con tradición y dice adiós a fotografía oficial de Presidencia

México
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El presidente, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), rompió con una tradición de casi un siglo al decir adiós a la fotografía oficial de la Presidencia de la República.

El mandatario decidió terminar con esa tradición que en el sexenio de Enrique Peña Nieto tuvo un costo de más de dos millones de pesos.

Jesús Ramírez Cuevas, vocero de la Presidencia, informó a Milenio que el jefe del Ejecutivo optó por no tener una fotografía oficial presidencial y que desde el 1 de diciembre tampoco hay este tipo de imágenes en las oficinas de las dependencias federales. “Es el respeto a la investidura, pero no la promoción de la persona”, indicó.

Cuando López Obrador fue jefe de Gobierno del Distrito Federal tampoco tuvo una fotografía oficial, solo usó una imagen de Benito Juárez y parte de la frase del Benemérito de las Américas:

Los funcionarios públicos no pueden disponer de las rentas sin responsabilidad. No pueden improvisar fortunas, ni entregarse al ocio y a la disipación, sino consagrarse asiduamente al trabajo, disponiéndose a vivir en la honrada medianía”.

Sin embargo, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) pidió a López Obrador una fotografía en su calidad de Comandante Supremo de las Fuerzas Armadaspara ubicarla al tope de los escalafones castrenses en las zonas y regiones militares del país, por encima de generales y coroneles.

 

La imagen fue tomada en el Palacio Nacional y en cuanto sea entregada estará en las instalaciones de la Sedena.

El vocero de la Presidencia aclaró que la fotografía no tuvo costo porque fue tomada por el propio equipo de Comunicación Social.

En el sexenio anterior, en la fotografía presidencial se gastaron más de dos millones de pesos en la sesión, la impresión, el montaje y las reproducciones de la imagen de Enrique Peña Nieto.