Policías enfrentan a civiles para evitar linchamiento en Chiapas

México
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Esta mañana, un grupo de personas detuvo a un hombre cuando intentaba abrir un vehículo en el centro de la ciudad de Tuxtla GutiérrezChiapas.

Los ciudadanos lo golpearon y amarraron a un poste de luz de la explanada del parque central. Al lugar llegaron policías para rescatar al delincuente y evitar ellinchamiento. Trataron de llevárselo detenido, sin embargo, esto provocó la molestia de los habitantes, quienes se enfrentaron a golpes con los policías.

Minutos después, la Policía tomó el control y rescató al presunto ladrón, quien fue llevado a las instalaciones de la Fiscalía del Estado en calidad de detenido.

 

En septiembre del 2018, Policías de San Cristóbal de las Casas, Chiapas, evitaron el linchamiento de un presunto secuestrador de niños.

Victorio Garcés Melo, director de la Policía de San Cristóbal de las Casas, Chiapas, informó que rescataron a un presunto secuestrador de niños que iba a ser linchado por indígenas de la etnia Tzotzil.

El presunto secuestrador fue detenido cuando intentaba sustraer a un menor de edad en la colonia Independencia, en el Periférico Norte Poniente de esa ciudad. Alrededor de 70 personas lo retuvieron, golpearon y amarraron a un poste de luz. Más tarde colocaron trozos de madera y amenazaron con prenderle fuego. La Fiscalía Indígena brindó atención integral a la menor que intentaba secuestrar esta persona.

Las autoridades hicieron un llamado a la población a evitar hacer justicia por propia mano. Luego de hablar con las autoridades, los indígenas desistieron de su intento de linchamiento y accedieron a entregarlo a las autoridades.

El detenido fue puesto a disposición del Ministerio Público de la Fiscalía Indígena para deslindar las responsabilidades.

 

Elisa Godínez, doctora en Antropología y experta en el tema de linchamientos, declaró en la mesa de ‘Estrictamente Personal’ con Raymundo Riva Palacio, que el fenómeno de los linchamientos ha ocurrido en México desde hace mucho tiempo.

Godínez afirmó que este fenómeno “tiene olas”, es decir momentos donde crece más y momentos en los que disminuye, pero en los últimos años sin duda ha crecido.

Explicó que hay dos tipos de colectividades que participan en este fenómeno: las que se conocen previamente y comparten un espacio común, y las colectividades que no se conocen y que se forman espontáneamente.

Agregó que en el caso de las colectividades que se conocen, los linchamientos se dan en lugares característicos, pueblos, comunidades pequeñas, ya sea rurales, semi-rurales o urbanas.

Estos pueblos han venido sufriendo, por los menos en los últimos 20 años, un embate muy agudo de despojo, despojo de tierras, inseguridad, falta de servicios o servicios de muy mala calidad, en fin, indicadores que nos están diciendo que estas comunidades están muy abandonadas”.

Sin embargo, dijo, no se trata de un tema solamente de dinero o de recursos en sí mismo y la explicación más común ante los linchamientos “es el Estado fallido”, pero esto es relativo.

Con información de Juan Álvarez