Al menos 29 niños mueren en ataque contra autobús en Yemen

Internacional
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Según la Save The Children, que condenó un “ataque horrible” y pidió una investigación independiente, el ataque se produjo en un momento en que los niños regresaban en autobús a la escuela tras un picnic.

“De nuevo, numerosos niños habrían muerto o resultado heridos cuando un autobús escolar fue atacado en el norte de Yemen. Todos estos niños tendrían menos de 15 años ¿El mundo realmente necesita ver más niños inocentes muertos para poner fin a la guerra cruel en Yemen?”, se preguntó el director del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) para Oriente Medio, Geert Cappelaere.

La coalición calificó su ataque de “operación militar legítima”.

“El ataque que se registró hoy en la provincia de Sadá es una operación militar legítima contra elementos que dispararon un misil hacia la ciudad saudita de Jizan, causando un muerto y heridos entre los civiles” el miércoles, señaló en un comunicado.

La coalición anunció el miércoles que la defensa antiaérea saudita había interceptado en el sur del país un misil lanzado por los rebeldes hutíes, cuyos restos mataron a un yemení e hirieron a otras 11 personas.

Médicos Sin Fronteras dijo en Twitter estar “profundamente entristecida” por el ataque del jueves, subrayando que esta zona, en la que proporciona apoyo médico, es inaccesible desde hace un mes debido a razones de seguridad.

“Los civiles siguen pagando el precio más alto después de tres años de guerra en Yemen”, lamentó.

Hace una semana, la coalición liderada por Arabia Saudita negó rotundamente haber lanzado ataques que, según el CICR, dejaron 55 muertos y 170 heridos en Hodeida, en el oeste de Yemen.

Al menos 29 niños mueren en ataque contra autobús en Yemen
Una enfermera cura las heridas de dos niños yemeníes. Reuters

Esta ciudad está bajo control de los hutíes, que también acusan a la coalición de ser responsable de estos ataques. Pero la coalición, que ya sido acusada de otros ataques indiscriminados, los desmiente y acusa a su vez a los rebeldes.

Los responsables de la coalición admitieron su responsabilidad en algunas ofensivas en las que murieron civiles, pero acusan a los hutíes de mezclarse con los civiles o utilizarlos como escudos humanos.

La coalición volvió a repetir este argumento el jueves, tras haber afirmado en un primer momento que el objetivo era responsable de disparos de misiles a Arabia Saudita.

Sus responsables afirman que “esta operación fue llevada a cabo respetando el derecho humanitario internacional” y acusan a los hutíes de reclutar niños.

Los rebeldes hutíes, que forman parte de la minoría zaidita (una rama del chiismo), se consideran marginados en un país mayoritariamente sunita y tienen el apoyo de Irán, que niega sin embargo darles apoyo militar.

La guerra de Yemen dejó más de 10 mil muertos desde la intervención de la coalición en marzo de 2015 y provocó “la peor crisis humanitaria” en el mundo, según la ONU.