Un local de una cadena de taquerías de San Diego, en California, Estados Unidos, se encontró con el problema de la falta de "taqueros" experimentados y ha tenido que echar el cierre, un hecho que sus propietarios y políticos locales achacan a décadas de "estrictas políticas migratorias".

Cuando la foto de un local de Tacos El Gordo con el cartel de "cerrado por falta de empleados", en el sur del Condado de San Diego, se volvió viral en internet esta semana desató toda clase de especulaciones, en un área donde los tacos son el pan de cada día y un socorrido salvavidas a toda hora.