Estas últimas agresiones sucedieron en otra región de Cuenca, donde la familia se había mudado para encontrar trabajo, así como en Valladolid, zona donde vivían. Fue durante este mismo año en que el hombre agredió sexualmente a su hija menor de 15 años d

Europa
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Un tribunal español impuso una pena de 112 años y medio a un padre que embarazó a sus dos hijas luego de haber abusado sexualmente de ellas

Al acusado se le imputan ocho delitos de agresión sexual sobre sus hijas de 15 y 16 años de edad, tres de maltrato habitual y dos de maltrato.

El Tribunal Superior de Justicia de Valladolid, indicó que cuenta con evidencia suficiente para imponer tal sentencia al acusado, misma que supera el siglo tras las rejas, entre otras penas.

De acuerdo con información de la agencia noticiosa EFE, los hechos sucedieron entre los años 2015 y 2017. Durante ese tiempo, además de las agresiones sexuales, hubo golpes y amenazas.

En el año 2015, el condenado aprovechó que se encontraba a solas con una de sus hijas de 16 años en una nave de la localidad de San Clemente, en la región española de Cuenca, cuando la golpeó en la cara y la violó, amenazándola con que la mataría si decía algo.

Durante la primera mitad de 2017, el padre volvió a abusar sexualmente de su hija en al menos otras cuatro ocasiones.

Estas últimas agresiones sucedieron en otra región de Cuenca, donde la familia se había mudado para encontrar trabajo, así como en Valladolid, zona donde vivían.

Fue durante este mismo año en que el hombre agredió sexualmente a su hija menor de 15 años de edad, precisamente en los mismos lugares donde había violado a su hermana.

Como resultado de las violaciones, las dos pequeñas quedaron embarazadas, por lo que se les practicaron abortos.

El ahora condenado también es acusado de haber maltratado en varias ocasiones a su pareja y madre de las víctimas, así como a su hijo varón.

Fue durante uno de estos asaltos cuandola familia decidió denunciar al padre con la Guardia Civil, autoridad ante la cual la madre denunció a su pareja por haber violado a sus hijas.

Como parte de la condena, se le retiró al acusado la patria potestad, así como el derecho a adquirir y portar armas por cuatro años.

También se le prohibió comunicarse o acercarse a sus hijos por dos décadas.

El tribunal también ordenó indemnizar con 10 mil euros a cada una de las víctimas de agresión sexual.

 

 

 

 

.