'Funcionarios saudíes asesinaron a Khashoggi', acusa Turquía

Internacional
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, afirmó hoy que el "salvaje asesinato" del periodista saudí Jamal Khashoggi en el consulado de su país en Estambul fue "planificado" por funcionarios saudíes, prometió que Ankara llegará al fondo de lo sucedido y propuso que se juzguen en Turquía a todos los implicados.

 

"Fue un asesinato político", declaró Erdogan en un discurso en el Parlamento en Ankara.

"Está claro que esta operación no ocurrió por casualidad, sino que fue fruto de una planificación. Tenemos fuertes indicios en este sentido", destacó.

El mandatario indicó que la investigación de las autoridades turcas continúa y pidió que los 18 ciudadanos detenidos en Arabia Saudita en relación con el asesinato sean juzgados en Turquía.

"Hago un llamamiento al rey Salmán para que estas personas sean juzgadas en Estambul", afirmó Erdogan.

"El asesinato pudo haber ocurrido en el consulado, oficialmente territorio saudí, pero está en nuestro país. No puede ser ocultado por la inmunidad diplomática", declaró.

El mandatario describió detalles de la investigación turca que hasta ahora habían aparecido en la prensa como filtraciones anónimas, poniendo el acento en que fue un acto premeditado.

Erdogan confirmó que Khashoggi no abandonó el consulado y que la investigación policial se extiende a un bosque en el noroeste de la ciudad y al municipio de Yalova, en una provincia colindante a Estambul.

"La información y evidencias que tenemos indican que Jamal Khashoggi fue víctima de un salvaje asesinato. Ocultar semejante atrocidad dañaría la conciencia de toda la humanidad", declaró el presidente turco.

"Esperamos la misma sensibilidad de todos los implicados, especialmente de la administración de Arabia Saudita", añadió.

El líder turco también criticó la lentitud de la investigación del asesinato debido a la tardanza de los permisos de Riad que las autoridades turcas necesitan para poder acceder a las dependencias del consulado, bajo inmunidad diplomática.

Aunque el presidente turco dijo que no dudaba del rey saudí Salman bin Abdelaziz, propuso:

"Una investigación tan crítica debe realizarla una delegación que sea justa y verdaderamente imparcial, y que no tenga el mínimo vínculo con lo sucedido"

El presidente turco apeló al rey saudí para pedir que se revele la identidad del supuesto "colaborador local" que ayudó, según la versión de Riad, a las autoridades consulares a deshacerse del cadáver de Khashoggi.