Lo bueno, lo malo y lo peor de la semana 13 de la NFL

Deportes
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Se nos está diluyendo la temporada y a un mes de que concluya el calendario regular ya tenemos al primer invitado a los Playoffs, pero eso no es lo importante en este espacio pseudo intelectual.

En esta trinchera nos enfocaremos en lo rara que fue la semana más reciente de actividad, en la que nos cambiaron gato por liebre en varios escenarios y lo cual nos costó perder unos cuantos centavos en la casa de apuestas del caballito en llamas (gracias por anunciarse con nosotros).
 
Las apuestas que parecían seguras se fueron al caño con los resultados en Dallas, Jacksonville, Green Bay, Nueva York y Tampa Bay, por lo que dejamos esta reflexión sobre la mesa: nunca hay que confiar demasiado en quien nunca te ha fallado, porque nada ni nadie es infalible y de un momento a otro te voltean la tortilla. Amén.

La Figura

Keenan Allen, WR Chargers

Es cierto que en la posición que se desempeña Allen hay jugadores más espectaculares, pero pocos tan efectivos como este receptor de los Chargers, que el domingo pasado atrapó todo lo que se encontró, al acumular 14 recepciones para 148 yardas y una anotación, y ayudar al tercer equipo de NFL más popular en Los Ángeles a hacer una remontada épica en Pittsburgh. 

El Podio

1. Ellos ya

Los Rams de Los Ángeles se confirman como uno de los mejores equipos de esta temporada y ellos ya compraron boleto a los Playoffs, pues aseguraron el título de la División Oeste de la Nacional y también se siguen ganando nuestros corazones, gracias a que han ocupado este espacio más veces que nadie.

2.El ying y el yang 

Tres victorias consecutivas y sus rivales de División destrozándose entre sí tienen a los Cowboys en la cima del Este de la Nacional. El repunte tiene a sus aficionados divididos, pues si bien están contentos de que puedan llegar a Playoffs, la sonrisa se borra al instante al saber que Jason Garrett podría conservar la chamba. No todo se puede en esta vida.

3.Re-vuelo

Joe Flacco ya debería de estar enviando currículum a otros equipos, pues al mando del novato Lamar Jackson, los Ravens están a un triunfo propio y a una derrota de los Steelers de volver a lo más alto del Norte de la Americana. De paso, la defensiva de este año se disfrazó como aquellos Ravens de 2000 y están para aterrorizar a quien se les ponga enfrente.

El Villano

Kareem Hunt

Ser un súper atleta y un jugador espectacular en una de las mejores Ligas deportivas del mundo no te da derecho a violentar a alguien, mucho menos a una mujer, lo cual es reprobable por dónde se le vea. Pero el hecho de que Kareem Hunt se haya pintado  por nueve meses (!!!) así mismo como la blanca palomita que no es, nos hace pensar que en la NFL el problema de la violencia doméstica es uno al que se le debe condenar más al interior y no esperar a que la opinión pública se levante para tomar acciones. Lo de Hunt es un caso más de una larga lista de este tipo de hechos en los que muchos han salido bien librados, pero a como pinta la cosa, el ex corredor de los Chiefs está cerca de convertirse en la segunda versión de Ray Rice, quien en su momento estaba destinado a cosas importantes, pero que tras ser grabado golpeando a su esposa, desapareció de todos los emparrillados. 

¿Te aviento el pañuelo?

1.Adiós amor, me voy, esta vez para siempre 

No tuvimos que esperar hasta enero para sacar del baúl el párrafo en el que afirmábamos que Mike McCarthy se iría de Green Bay, pues sólo tuvieron que pasar 15 días desde nuestra predicción para que finalmente ocurriera. No sabemos si al ahora ex coach de los Packers le tendieron la cama, pero el divorcio entre él y Aaron Rodgers era evidente.

2.Dios los agarre confesados 

En Washington ya se tronaron dos mariscales de campo y ahora ponen toda su fe en el (con permiso de Enrique Garay) “Mexicanísimo” Mark Sánchez, cuyo logro más grande en la NFL es haberse estrellado en las petacas de un liniero ofensivo y perder el ovoide en el acto. Ahora sí, a buen santo se encomiendan.

3. De peluche

El último mes ha sido de pesadilla para los Panthers de Carolina que lejos de verse como fieras se ven como gatos caseros. Cuatro derrotas consecutivas de esta pandilla los tienen al borde de la eliminación, y de paso, a Cam Newton ya parece importarle poco, pues ya ni se acuerda de que sus receptores no son los esquineros de los equipos que enfrenta.

El Meme